Siempre respetando los estándares más altos ambientales y sociales en cada uno de los países donde han intervenido, convirtiendo a Sinohydro como sinónimo de responsabilidad e inversión social. Las poblaciones cercanas de las inversiones se ven beneficiadas, no sólo por las mejoras infraestructurales de la localidad sino por su política de apoyar programas locales de desarrollo de educación, vivienda entre otros.